Cor Balaenae

'La antigua cetárea estaba recubierta de musgo verde y de algas. Toda ella parecía un enjambre rocoso, pero en realidad, la parte que daba a tierra firme, había sido excavada y acondicionada para terrestres a imagen de los edificios de la civilización pasada. Ahora que el mar cubría el 98% del planeta era allí donde debían centrar todos los estudios e investigaciones: las ballenas constituían la especie más numerosa y la diversidad marina aumentaba cada vez más.
En aquel contexto Mawa, parecía un ser deshubicado. A causa de llevar la túnica naranja, nadie se acercaba a ella, ni se interesaba por sus actividades, esto le aportaba una gran libertad a la hora de investigar, pero siempre debía permanecer en zonas no muy transitadas para que su presencia pasase inadvertida'.



No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada